domenica 4 settembre 2016

keftedes (albóndigas de habas)




Las keftedes son albóndigas de habas con un sabor delicado. Son una de las muchas tapas de comida griega, se puede comer muy caliente para apreciar el queso que bestà dentro.
He utilizado el queso dulce de Cerdeña, pero, obviamente, el queso feta está muy bien.
Si se consume con una buena ensalada griega, el ouzo, vino y baklava para postre esta puede ser una perfecta cena griega.


INGREDIENTES:




  • 800/1000 gr. habas
  • 2 huevos
  • 1 cebolla blanca pequeña
  • 30 g de mantequilla
  • 150 gramos de queso fresco (he usado el queso dulce de Cerdeña)
  • 1 cucharada de perejil fresco (que utiliza una que me preparo picado y congelado)
  • 1 cucharada de orégano seco
  • 1 cucharada de menta fresca (que utiliza una que me preparo picada y congelada)
  • i cucharadita de miel
  • 1 cucharadita de cilantro recientemente molido
  • 4 cucharadas de harina 
  • pan rallado
  • Aceite de cacahuete para freír
  • Sal


PREPARACIÓN:


Después haber pelado las habas 


las ponemos a hervir en agua con sal durante unos 40 minutos en una olla normal, y 20 en una olla a presión. Después de este tiempo escurrimos el agua y vamos a poner las habas en un remojo en agua fría, 



ahora quitamos la segunda piel con el fin de evitar el sabor amargo de las habas.


Pasamos las habas  para obtener un puré (Me pasé al mezclador).


Pelamos el queso  y lo picamos.


Troceamos muy menuda la cebolla y


la vamos pochando en una sarten con la mantequilla.   Cuando esté bien pochadita añadir el perejil, 


revolver y cocinar durante unos segundos y añadir el orégano, 


cocinar durante unos segundos, se apaga el fuego y reservamos a lado. 


En un bol ponemos las habas molidas,  añadimos la menta, la cebolla cocida, el miel y el cilantro, 


mezclamos bien y agregamos el huevo, 


mezclamos hasta obtener una textura consistente como para hacer las croquetas.  


Vamos tomando trocitos de masa y ponemos en el centro un trozo de queso, a los que damos forma de bolita, procurando que no sean demasiado grandes.


Batimos el otro huevo  con una pizca de sal.
Vertemos la harina en un plato y pasamos las croquetas por primera vez en el huevo batido


luego en la harina y


luego un otra vez en el huevo y


finalmente en pan rallado,


removemos para eliminar el exceso de pan rallado.



Calentar el aceite en una sartén con lados altos y freír las habas keftedes, hasta que se dore. Escurrir y eliminar el exceso de grasa, secamos con toallas de papel.



Las habas keftedes están listas